viernes, 25 de mayo de 2018

Pornografía




PORNOGRAFÍA
Ismael López Fauste: "En el caso de La Manada se dieron todos los elementos del lenguaje pornográfico"
Entrevistamos a Ismael López Fauste, periodista y autor del libro: "Escúpelo: crónicas en negro sobre el porno en España".
cinex
DANIEL SEIJO
@SEIJODANI SOCIÓLOGO EN CIERNES. COLUMNISTA Y COORDINADOR EN NUEVA REVOLUCIÓN
PUBLICADO
2018-05-14

¿Cómo llegaste a entrar en contacto con la industria del Porno?

Entrevisté a Amarna Miller y al lobby editorial pornográfico le encantó mi forma de presentarla, por lo visto. Ella todavía no era famosa, estaba a punto de empezar porque ya le habían preparado la portada en Interviú. Después de aquello empecé a trabajar como escritor fantasma para ellos.

¿Existen abusos en la industria pornográfica en España?

Existen en todas las industrias pornográficas del mundo. Empezando desde la ocultación de la verdad, las dificultades para salir de ella y eliminar los vídeos o las propias coerciones una vez dentro. Luego tienes los abusos de los compañeros, que se eliminan con un buen montaje final, y si te vas al porno “ético” o “feminista” tienes los sueldos bajísimos, los rodajes larguísimos y los mismos abusos que en lo “mainstream”, solo que cortan un poquito más de cara al producto final.

 
Ismael López Fauste
¿Cómo es el rodaje de una escena porno?

Depende mucho de la productora y del tipo del público al que vaya destinada. Pero sacado de Escúpelo en palabras de uno de los productores más importantes, las chicas solo tienen que ser muy guapas y dejarse follar.




¿Existe un negocio de prostitución tras los grandes nombres del porno?

Y tras los pequeños. Te doy una frase: "no conozco a ninguna compañera que no se dedique a la prostitución", es de una actriz porno. Si haces cuentas, el porno, con toda la piratería que tiene detrás, no da para vivir. Es un escaparate para prostituirse y subir el caché de la chica en cuestión. Las redes sociales ayudan mucho en eso para contactar con los puteros.

¿Tiene un control sanitario efectivo en la industria pornográfica?

El último periodista que me preguntó eso intentó desmentirme y lo único que encontró fue el certificado de un análisis de sangre de 2016 que le enseñó una actriz porno en activo. Nada más. Lo que yo he visto son análisis de sangre capilares, que no demuestran nada. En dos años colaborando con el lobby jamás he visto a nadie haciéndose análisis efectivos contra ETS cada dos semanas como se nos ha vendido. Sin ir más lejos, se tapaba mucho tener gonorrea y otro tipo de infecciones, y en el último evento al que acudí todos se fueron a sus casas con herpes.

¿Paga impuestos el porno español?

Desde mi experiencia, no. Existe la posibilidad de declarar impuestos, pero no se hace. Una compañera me comentó que consiguen evadir mucho al cobrar a través de empresas como Payoneer, o haciendo contratos no válidos o contratos comerciales en eventos que nunca llegan a declararse. Eso en España. Por supuesto, todo lo que funciona fuera de el país, que es la mayoría, es mucho más fácil de ocultar. Hablo de Budapest, Los Ángeles y demás zonas calientes de rodaje. Y luego tienes la prostitución a través de distintos contactos, que es lo que se oculta detrás de tanto viaje. Eso por supuesto funciona en B.

¿Es posible un porno feminista?

Si el porno fuera ético o feminista estarían atendiendo a todas las compañeras explotadas que no pueden retirar sus vídeos, que han sido abusadas, violadas o tratadas. Me gustaría muchísimo ver a alguien con la camiseta de “puta feminista” yendo a los polígonos a pasar frío y a ayudar a compañeras en lugar de reclutar muchachas en redes sociales. No soy quien para decir qué es feminista y qué no lo es. Pero si el feminismo es acaparar cámara para ocultar la realidad del 95% de las mujeres que venden su sexo, entonces no he entendido el feminismo.

¿Tiene cabida el activismo feminista desde la pornografía?

No lo tengo claro. Ahora mismo la única forma de activismo que se me ocurre ahí dentro es que esas "activistas" empiecen a dar la cara y a señalar a quienes cometen los abusos. Pero por otro lado esas "activistas" también son cómplices y están ahí colocadas para taparlos o evadir la atención. Existe gente muy valiente, eso sí puedo decirlo. Piensa que yo no he grabado porno, toda esta información me viene de gente que está ahí dentro y que se la está jugando a que les pillen. No sé si lo que hago ayudará a mejorar la situación, pero desde luego lo que motiva a mis fuentes es eso. Lo que está claro es que el empoderamiento de algunos nombres depende de guardar silencio o explotar a las de abajo. Al final se nos ha vendido como una vocación y en realidad se está explotando una necesidad. Hay gente muy lista sacando provecho.

Solo diré lo que leí hace tiempo en un tuit, que los títulos de vídeos porno cada vez se parecen más a los titulares de sucesos relacionados con violencia machista
Escribías columnas para diferentes actrices porno. ¿Que clase de mensajes debían transmitir tus artículos?

Feminismo y lujo. Trabajar poco y cobrar mucho. Acostarte con quien quieras y disfrutar un montón. Estoy salida todo el día y te haré lo que quieras. Soy insaciable. Es muy básico. El porno sigue teniendo argumentos muy de revista de gasolinera aunque se haya sustituido el soporte impreso por Risto Mejide o Erika Lust.

Has convivido durante varios días en un casting con actrices y aspirantes a actores porno ¿Qué destacarías de su actitud fuera de cámara?

Aquello no era un casting, era un evento de prostitución encubierta y la gente iba a hacer valer su dinero con todo lo que ello implica. Se vivió muy poca empatía esos días y a la "empresa" le importaba muy poco. ¿Cómo puedo resumirtelo? las chicas hablaban mucho de "pasar por el aro". Digamos que tenían una tolerancia especial tanto para atragantarse y recibir golpes como a sentarse y comer junto a la persona que acababa de agredirlas. La publicación de tu libro "Escúpelo" ha tenido que esquivar bastantes zancadillas antes de poder publicarse

¿Has sufrido presiones por parte del entorno de la industria pornográfica?

He sufrido alguna amenaza, sí. El mayor bache fue cuando antes de eliminar la descarga gratuita del libro desaparecieron las reseñas, entrevistas y menciones en los pocos medios que me apoyaron. Querían que el título desapareciera, no solo que no estuviera disponible, también que no se supiera que había existido.




¿Te han respaldado compañeros de la prensa?

No. Antes de publicarlo por mi cuenta ofrecí todos mis documentos de forma desinteresada a prácticamente todos los medios de comunicación que no tuvieran un compromiso con la derecha conservadora. No por nada, pero mis tiros no van por el lado moralista. Nadie me hizo caso, por supuesto, pero a la vez publicaban entrevistas de gente a la que había conocido en el porno y no hacían referencia alguna a irregularidades. Se debe a que son amigos, por supuesto. Te he mencionado varios ejemplos y te pongo otro: imagina que me entrevista Andreu Buenafuente, sería muy problemático que lo hiciera en septiembre porque seguramente estará preparando la promo del siguiente Salón Erótico. Están todas las entrevistas en Youtube, si no desaparece. No falla un solo año. Hace no mucho una periodista de Eldiario.es llegaba a increparme con información privada sobre mí, lo cual no me explico porque a este periódico también le ofrecí la información y les pedí ayuda durante el periodo de las amenazas. Pero no lo achaco a una complicidad total. A veces también es ignorancia. Yo mismo no hacía demasiado caso al discurso que habla de corrupción hasta que no lo vi con mis propios ojos.

Los eventos del porno los financian empresas de prostitución y las productoras facilitan el contacto con las chicas en privado para, como ellas dicen, “alquilarlas”
¿Suponen actrices como Amarna Miller un intento de renovar la cara del porno?

Los anuncios de prostitución están desapareciendo. Casos como el de Miller son una forma de renovar esa propaganda para hacer atractivo el consumo y esa actividad para una nueva generación. Ahora ya no se anuncian fotos de chicas en las páginas de contactos. El método ha cambiado, ahora dicen “métete a puta” y te cuentan una historia muy bonita que omite partes de realidad, precisamente las más crueles. No soy partidario de centrar toda la atención en un personaje porque consiguen la promoción que buscan. Prefiero entenderlo como un fenómeno; han puesto a una chica con la que se identifica una generación entera, con toda una estructura de apoyo detrás, funcionando en redes sociales, apelando a un público menor de edad, para lavar la cara de un negocio. Me asusta más que nadie se haya planteado las consecuencias de respaldar este tipo de discurso sin investigar lo que puede haber detrás. Hay chicas suicidándose, siendo tratadas, y ellas no tienen un hueco en los medios de comunicación. Además de renovar la industria, también están plantando un árbol que oculta el bosque. Pablo Iglesias e Ínigo Errejón han llegado a defender a Amarna Miller

¿Consideras que Podemos cuenta con todas las versiones de la historia tras el Porno?

Lo desconozco por completo. Dos veces he conseguido acceder a dos personas de la cúpula de Podemos nacional, una de ellas responsable de feminismos. En ambos casos se me ha colgado el teléfono a media entrevistas o se ha cortado la comunicación al tratar información muy puntual. Esto es lo que puedo responderte al respecto. Pregunté, por cierto, si era cierto que en las últimas elecciones plantearon introducir en el Congreso a una representante del lobby. No obtuve respuesta. También te digo que he recibido apoyo a título personal de personas que forman parte del partido, pero siempre de una forma privada y como informantes.

¿Se ha interesado algún partido político por tu trabajo?

Una parte de Izquierda Unida me ha prestado apoyo activo para la difusión a través de medios independientes y también me han ayudado mucho personalmente. No he recibido apoyo de más partidos, pero tampoco deseo, por ejemplo, recibir apoyo del Partido Popular. Vale que considero que Podemos ha tenido un papel importantísimo en el lavado de cara de la pornografía durante su última campaña, pero considero que gastar dinero público en “volquetes de putas” es una declaración de intenciones igual de potente.

¿Estaría dispuesto a dialogar con ellos sobre su experiencia?

Estoy dispuesto a dialogar con cualquier persona o agrupación siempre que se enfoque mi información desde un punto de vista no conservador, moralista, religioso o politizante. Tengo una inclinación a la izquierda, por supuesto, pero cuando hay vidas en juego me agarro a un clavo ardiendo, honestamente. No olvidemos que me siento cómplice de todo el fenómeno.




¿Cómo definirías la industria pornográfica de los países del Este de Europa?

Son las minas de coltán del porno, allí todo vale, pero sabemos muy poco. A una compañera le dio una sobredosis por unas sustancias que le facilitó la propia productora allí para mejorar el rodaje. Sin Europa del Este en Europa no sería rentable hacer porno.

¿Es el porno un trabajo a largo plazo?

Es una de las pocas cosas de las que podemos tener cifras. No lo es. O te jubilas antes de los 30 o te conviertes en proxeneta y explotas a otras mujeres. Cuando hablo de proxenetismo me refiero a la definición de la RAE.

El polémico productor de cine para adultos Torbe ha llegado a "defender" a los miembros de La Manada. ¿Está el porno español en las mejores manos atendiendo a este tipo de declaraciones de una de sus caras más visibles?

Llámalo porno, por favor. Yo veo cine para adultos y también soy “prosex” porque me gusta el sexo. Estos términos, aunque parezca exagerado, acabarán apropiándose del debate. Precisamente quienes más cine para adultos consumen no son tan adultos. Con respecto a tu pregunta, no creo que el porno español esté en manos de Torbe. Pero mientras se hable de él no se hablará de otros personajes. Nos estamos olvidando de que Nacho Vidal estuvo vinculado con la mafia china y fue denunciado en 2012 por maltrato. Que Torbe parezca el diablo hace que el resto del sistema se presente como un mal menor. Sí, es terrible, no tiene escrúpulos, pero hay gente pagando por ese contenido, y ha tenido que ser la Policía Nacional quien destape el caso. ¿Dónde estaban todos esas pornógrafas feministas dando la cara por sus compañeras?

¿Existe abuso de menores en la industria pornográfica?

Existe. También desde la explotación de la figura del menor de edad. A muchas actrices porno actuales les ha venido muy bien poner vocecita cuqui y parecer niñas cuando en realidad son lo suficientemente fuertes como para ver a 20 compañeras hacinadas en un piso de mierda en Budapest y no decir nada. He visto niños por allí. También he sido contactado por menores de edad de 16 años que habían visto una entrevista en Antena 3 que decía que el porno era muy empoderante y buscaban una forma de contactar con las productoras. A quien me lea, le propongo buscar "Pablo Lapiedra menores de edad" en Google, para no alargarme demasiado. Soy un “one man army”, no tengo todas las respuestas y mis recursos son muy limitados. Hay una estrategia de captación de jovenes y hemos visto varias veces a pornógrafos que se han ido de rositas tras intentar comerles la cabeza a través de redes sociales a chicas menores de edad. Aún así no he tenido contacto directo con ninguno de estos casos.

El porno sigue teniendo argumentos muy de revista de gasolinera
¿Has consumido alguna vez porno?

Antes te habría dicho que no tanto. Ahora cada vez veo más. Hay una cantidad considerable de mujeres que se acercaron a la pornografía atraídas por los cantos de sirena y al cambiar de idea no consiguieron borrar los vídeos. Veo mucho porno como documentación. A veces es sorprendente como cuando cambias el chip incluso en un vídeo porno editado puedes ver todas estas cosas de las que hablo.

¿Se puede consumir pornografía de forma "ética"?

Yo pienso que cuando se consume pornografía producida en las condiciones que te expongo en esta entrevista se es cómplice en menor medida. ¿Existe alguien que no produzca en estas condiciones o no guarde silencio sobre las mismas? No conozco ningún caso, y mis fuentes tampoco. No, no creo que actualmente al menos pueda consumirse de forma ética.

¿Qué cambios ha traído internet a la industria de la pornografía?

Han conseguido una difusión tremenda. No la ha creado, desde luego. Ya existía pornografía desde hace tiempo. El abuelo del actual rey era una especie de productor porno de hecho. Pero bueno, de momento ha conseguido crear una generación de porno nativos adictos. El lenguaje audiovisual de la pornografía ha marcado nuestras relaciones y nuestra forma de entender el sexo. Lo estamos viendo todos los días, con casos extremos como el de la manada.

¿Consideras que puede existir relación entre el aumento en el consumo de porno extremo y el aumento de agresiones sexuales grupales?

Considero que debería haber más estudios traducidos al respecto. Personalmente, creo que existe una dependencia hacia productos cada vez más extremos como varios consumidores de porno han reconocido. ¿Tiene que ver con las agresiones? Bueno, en el caso de La Manada se dieron todos los elementos del lenguaje pornográfico, y si buscamos "five guys" en páginas porno nos encontramos con unos vídeos muy semejantes al hecho que tuvo lugar.
Pero yo me preguntaría si no es problemático también presentar a personajes como Nacho Vidal, Rocco Siffredi, Amarna Miller, Sasha Grey y todo lo que representan como unos "putos amos" para una generación de niños en plena formación de su sexualidad.

¿Intenta la industria del porno adueñarse de todos lo relacionado con la sexualidad?

Intentan colarse en nuestra forma de entender las cosas y estar presentes para fomentar el consumo. Cuando me hacen esta pregunta siempre propongo a los chicos que me escuchan/leen que prueben a dejar de consumir porno durante dos semanas y escuchen lo que les está diciendo su propia mente.





¿Qué consecuencias puede tener el dejar la educación sexual en las nuevas generaciones en manos de la industria pornográfica?

Hablamos de algo parecido. Tal y como se está produciendo porno, incluso eso que han llamado porno ético o feminista o la etiqueta que le quieran poner, es lo mismo. Es un producto de consumo, y pretende generar consumidores. No lo sé, ¿queremos dejar nuestra sexualidad en manos del libre mercado y el neoliberalismo más crudo? Si es así, vamos a enseñar a nuestros jóvenes que todo puede comprarse y a nuestras jóvenes que todo puede venderse. Y con dinero de por medio, quien no lo tiene, roba por necesidad. De nuevo saco el tema de las violaciones. No digo ninguna tontería, la categoría “teen” que representa escenas con chicas que aparentan una minoría de edad ahora han evolucionado a la etiqueta “forced” donde unos machos de más de 40 años hacen lo que quieren con colegialas que ponen caras de desagrado ante la cámara. Hay gente consumiendo esto.

Desde tu experiencia. ¿Puede suponer la pornografía o la prostitución una liberación para la mujer?

No soy teórico, así que no sé si “puede”. Sé que actualmente no lo supone en ningún ámbito. Tienes casos todo el día, aunque no salgan en España, de antiguas prostitutas que cuentan su experiencia, y de repente ves a estos supuestos sindicatos como Ammar Y Conxa Borrell, la presidenta de Aprosex, negándome la ayuda Y Hetaira en esta página de Anela Estos son los que se supone que liberan mujeres. Te he dado esa información, ¿te parece que estén liberando a alguien o están camuflando intereses.

¿Existen diferencias en el trato a hombres y mujeres dentro de la industria pornográfica?

Sí, ellos no tienen una caducidad tan temprana y tienes a espaldas plateadas como Nacho Vidal o Rocco Siffredi empoderando a muchachas con los 18 recién cumplidos. No quiero ser desagradable, así que lo dejaré en que el papel masculino es, de lejos, mucho más dominante que el masculino por mucho que quieran vendernos lo contrario. Existe la falacia de que ellas cobran más que los hombres. En este argumento no se tiene en cuenta que todo este negocio está en manos masculinas.

¿Supone la pornografía un retrato distorsionado de la sexualidad humana?

Dejo esas respuestas a especialistas, yo solo soy periodista. Solo diré lo que leí hace tiempo en un tuit, que los títulos de vídeos porno cada vez se parecen más a los titulares de sucesos relacionados con violencia machista .

Los anuncios de prostitución están desapareciendo. Casos como el de Miller son una forma de renovar esa propaganda para hacer atractivo el consumo y esa actividad para una nueva generación
¿Es habitual el uso de drogas en el porno?

Es muy habitual. Facilita las situaciones incómodas y hace más llevaderos los rodajes. También se consumen mucho en fiestas. Consumir cocaína o anfetas tiene muchos sentidos, así que imagino que depende de cada cual, pero no solo se consume antes de los rodajes. Hay mucha gente dependiente de estas sustancias en el porno y en otros muchos negocios. Hacerte una interpretación de ello sería muy arriesgado porque existen muchos factores que te llevan a engancharte a ello.

¿Existen grandes diferencias entre prostitución y pornografía?

Ninguna. Muchas teóricas comentan similitudes cuando en realidad es lo mismo. Forma parte del mismo entramado y solo es un escaparate para una prostitución más cara. Los eventos del porno los financian empresas de prostitución y las productoras facilitan el contacto con las chicas en privado para, como ellas dicen, “alquilarlas”.

¿Qué es el postporno?

Creo que es un giro todavía más supuestamente alternativo a la pornografía. Jamás he conocido ningún proyecto postporno que no dependa de la rama mainstream del porno, así que dudo que exista algo comercialmente independiente en este ámbito. La verdad es que con tanto término nuevo acabo confundiendo. Ahí dentro no se usaban esos términos, la gente alternaba los rodajes con productoras grandes con grabaciones más pequeñas para mantener el flujo de dinero, pero no había una parte “activista” o “artística” en ello.

¿Seguirá investigando en relación a la industria de la pornografía en España?

En vista del poco apoyo mediático que he recibido y de los vínculos que he descubierto, dudo que mi situación vaya a mejorar. No, me temo que va a ser imposible investigar, al menos en primera persona. Entiendo que estoy vetadísimo. Sin embargo, he conseguido mucho apoyo con actrices porno de Los Ángeles y Budapest. Voy a seguir ayudando a gente con todo lo que pueda y apoyando que salgan verdades a la luz, pero con un alcance tan limitado mi única opción es seguir trabajando en inglés. El mercado informativo español no aceptaría pegarse un tiro en el pie y reconocer su complicidad con la realidad que he denunciado en “Escúpelo”. Ojalá me equivoque, pero tengo una visión demasiado optimista al respecto.

Te pido unas breves definiciones

Amarna Miller: Influencer. Cara pública de la industria pornográfica actual con el apoyo del Grupo Z. Hace atractivo el negocio del sexo para cambiar la visión de la generación millenial. Tiene un entramado detrás que se beneficia de su mensaje, porque gana consumidores y les acerca a nuevas chicas con las que grabar.
Torbe:  El cabeza de turco. Representa una visión del porno muy casposa y cruda, pero no demasiado distinta de cualquier otro porno por mucho que el maquillaje, la producción y la iluminación estén más cuidados.
Clara Serra:  Te voy a responder con las preguntas que hice y que nunca se me respondieron: ¿Sabía que estaba apoyando un sector que abusa de mujeres? ¿Nunca ha dudado al tener contacto directo y privado con representantes del lobby de lo que tenían a sus espaldas? ¿De verdad puede ser responsable de feminismos de un partido anticapitalista alguien tan cercano a un negocio que funciona como una mafia y es puro neoliberalismo? La única respuesta que tengo es que es fantasía femenina el sexo con violencia y la violación, como dijo en las mismas charlas en las que le abrió las puertas de la universidad al lobby del porno. Me resultaría terrorífico alguien así como ministra de igualdad, considerando su cercanía con el lobby, la verdad.
50 sombras de Grey:  Respondí una entrevista en nombre de una actriz porno sobre este libro. Me parece un best seller orquestado, pero no va mucho más allá.
Pablo Iglesias:  Esta es la persona que colaboró en la difusión del Salón Erótico en 2016, ¿no? De nuevo, tuve muchas preguntas y ninguna respuesta. No sé lo que conoce ni lo que no.
Rosa Cobo:  Creo que Rosa me ha salvado la vida. Fue una de las pocas personas que me prestó atención cuando recibía amenazas y ha sido absolutamente amable conmigo. Me ha apoyado y animado mucho sin ningún interés personal. Es muy probable que me hubiera rendido sin el apoyo de esta mujer.
Erika Lust: Es otra Amarna Miller, y está muy vinculada a Ammar en lationamérica1, la misma asociación que tiene a varias personas imputadas por trata. Otro nombre que oye, ve y calla. También es mala pata siendo feminista no encontrarse con casos de compañeras abusadas y colaborar con la policía para solucionarlo.


1La vinculación de Erika Lust con Ammar se da a través de una integrante y representante mediática del grupo y colaboradora en varios proyectos de Lust. Su nombre es María Riot.


Fuente
https://www.elsaltodiario.com/nueva-revolucion/el-porno-sigue-teniendo-argumentos-muy-de-revista-de-gasolinera-aunque-se-haya-sustituido-el-soporte-impreso-por-risto-mejide-o-erika-lust




El putero: un hombre invisible


El putero: un hombre invisible
Hablamos de la demanda de prostitución en masculino porque en la inmensa mayoría de los casos son hombres, y es que cuando se analizan algunos fenómenos e instituciones sociales, a menudo la masculinidad no es tenida en cuenta como situación privilegiada y son sólo las "otras" a las que se analiza, se etiqueta, se estigmatiza, y a quienes se les exige transformación. En este artículo Beatriz Ranea pone el foco en el putero, en quién demanda la prostitución.
Beatriz Ranea  — Feminicidio.net — 17/4/2017

El hombre invisible al que hacía referencia H. G. Wells no absorbía ni refleja la luz y por tanto, se podía volver invisible a ojos de los demás. Algo así parece que ocurre con los hombres que demandan prostitución que pertenecen a ese género con el "don" de la invisibilidad en algunos debates y análisis.
 
Canadá penaliza al putero
Hablamos de la demanda de prostitución en masculino porque en la inmensa mayoría de los casos son hombres, y es que cuando se analizan algunos fenómenos e instituciones sociales, a menudo la masculinidad no es tenida en cuenta como situación privilegiada y son sólo las "otras" a las que se analiza, se etiqueta, se estigmatiza, y a quienes se les exige transformación. En lo que se refiere a la prostitución y la trata de mujeres con fines de explotación sexual, tanto en los estudios, los medios de comunicación, como en la cultura popular, prostitución tiende a identificarse únicamente con las mujeres dando lugar a un imaginario colectivo en el que prostitución aparece como sinónimo de prostituta, como si ésta encarnase en sí misma una institución tan compleja como es la prostitución.

No suele centrarse ninguna atención en el resto de actores que intervienen como la demanda, el proxenetismo, el Estado o la sociedad. En el caso de la demanda, Beatriz Gimeno sostiene que esta invisibilización "es en sí misma  consecuencia de una ideología determinada que produce  representaciones sociales y sexuales únicas y que ve  la prostitución como natural, y por tanto inevitable". En este sentido, el pensamiento crítico feminista ha de tratar de cambiar esas representaciones sociales y marcos de referencia patriarcales, preguntándonos a qué se debe, por ejemplo, que tanto desde medios de comunicación conservadores como progresistas se siga poniendo el foco únicamente en las mujeres, ocultando uno de los correlatos que las acompañan: el de los hombres que pagan por ello.

Hay un interés claro en invisibilizar a los demandantes porque cuando nos acercamos a la demanda de prostitución, es fácil observar como los puteros reproducen patrones de un modelo de masculinidad hegemónica, es decir, un modelo de "ser hombre" que se aleja del reconocimiento de la autonomía (sexual) de las mujeres. Para acercarse a la demanda, podemos acceder a los escasos estudios al respecto o a los foros donde éstos intercambian experiencias, opiniones, recomendaciones sobre las mujeres o los espacios de prostitución. Algunos ejemplos de comentarios encontrados en foros:
"Después del tiempo que lleva uno en este maravilloso mundo, ando buscando nuevas experiencias. Antes se veía alguna lumi embarazada pero ahora es difícil. Alguno puede facilitar información de dónde follar con una preñada de más de cinco meses en Madrid". (Usuario: daddy)

"Rumanita recién llegada, no habla español, muy servicial, entregada, se deja dedos: Esta acompaña amiga rubia mal teñida, esta rumana es castaña entregada al 100%, 20 21 años se deja meter 3 dedos en la vagina, mientras la chupa sin condón, mejor llevar guantes de látex, la tiras del pelo y la chupa más rápido y no dice nada, se deja. Lo mejor la corrida dentro de su boca, se lo trata todo y además con sonrisa incluida. 15€ chupar y tragar. Follar y tragar 20€". (Usuario: mortaldog)

"He estado en la glorieta más cercana a la avenida real de pinto, donde se ponen las rumanas, y había una que nunca había visto, morena y con unos tetones de impresión (...) Por 15 euros, solo follar sin chupar ni nada nos hemos ido (el precio lo ha puesto ella). Cuando estaba a punto de correrme me dice que pare que voy muy fuerte, total que empiezo a ir más despacio y claro, tardo más, todavía no me he corrido cuando la muy zorra ha cogido y se ha ido. Hija de puta como la vea la atropello, me la he tenido que pelar como un mono, y os aseguro que la he tratado bien, la he dicho que que bonita era, cuando me ha dicho lo de más despacio más despacio, que si donde, todo la he respetado y no ha durado ni 7 minutos la hija de la gran puta. Por favor, si alguien tiene pensado suicidarse, que antes la atropelle". (Usuario: tomaguarra)




Éstos son tan sólo tres ejemplos del proceso de deshumanización de la prostituta que realizan los puteros. Las prostitutas son representadas como mera corporeidad sin subjetividad. Las mujeres son percibidas cuerpos devaluados, también, a través del racismo (sexualizado) que se perpetúa en las relaciones prostituyentes.

Conviene invisibilizar a la demanda, además, porque con la invisibilidad de la demanda subsiste el poder de la fratría masculina sobre el que se sostiene la desigualdad estructural entre mujeres y hombres. Esa fratría que cierra reuniones de negocios en el prostíbulo; o que acude tras la cena de empresa; que celebra la despedida de soltero en un club; que se toma unas copas allí tras la reunión del partido o del sindicato; que celebra la victoria de su equipo; que hace chistes sobre "ir de putas"; que comparte experiencias de prostitución con sus amigos o en foros de internet... Como afirma Rita Laura Segato en referencia a esos clientes que acuden en grupo a la prostitución "es común que estos grupos tengan el burdel como el local para una confraternización entre hombres que incluye la celebración de acuerdos, alianzas, negocios y pactos” de los que se excluye a las mujeres. La fratría se erige sobre la invisibilidad de los privilegios de la masculinidad hegemónica, donde la mujer existe como instrumento para representar su hombría tanto en su autoconcepto como frente al grupo de iguales masculinos.

Los clientes de prostitución no han conseguido alterar el índice refractivo de la luz como lo hiciera Griffin en la novela de H. G. Wells, sino que hay un interés claro en invisibilizarlos como parte del entramado sociopolítico patriarcal donde lo que no se nombra, no existe. Cambiar el marco de referencia para abordar la prostitución, supone toda una revuelta feminista. 

Fuente
http://feminicidio.net/articulo/putero-hombre-invisible



viernes, 13 de abril de 2018

Hacer oídos sordos a la mafia del sexo


Ismael López Fauste
Periodista. Ex colaborador del lobby del sexo. Autor de “Escúpelo: crónicas en negro sobre el porno en España” https://goo.gl/y8fMHG
Dec 20, 2017

Hacer oídos sordos a la mafia del sexo

3. f. despect. Grupo organizado que trata de defender sus intereses sin demasiados escrúpulos.
Definición de “mafia” según la RAE.

La semana pasada comentaba la tendencia de los pornógrafos y proxenetas a cambiar su forma de publicidad por algo más sutil a través de entrevistas e “influencers”. También decía que nada de esto sería posible sin la fuerza de la difusión mediática.

Ha sido una semana de campaña. Izquierda Unida ha dicho que nanay a beneficiarse económicamente de la venta de cuerpos, y Aprosex se ha cogido un rebote de miedo en un comunicado porque dice que se debería abandonar esa actitud paternalista hacia las trabajadoras sexuales.

En un orden de cosas más navideño también compartía esta foto -previa a su ingreso en prisión- de Torbe, pornógrafo acusado de trata, con Samantha Villar, periodista.
 
Ismael López Fauste


La complicidad de los medios hacia personas vinculadas con la pornografía no sería tan sospechosa si también mostraran la otra cara de la moneda. La parte fea, la real. Hablo de los daños colaterales, las parejas de aquellos que de repente ven sus deseos de agarrarlas de la nuca y eyacular en su cara. Los mismos que ven sus deseos legitimados por una figura de apodo progresista -porque la tele así lo decidió- que dice que consumir porno libera, que lo que llama trabajo sexual es una experiencia feliz y que, bueno, las mujeres también fantasean con ser violadas. La frase no es mía, es de la Responsable de Igualdad de Podemos, Clara Serra, durante una charla que le ofrecieron a varios representantes del negocio pornográfico en la universidad pública.

Pocos meses después de dejar de colaborar y cortar el contacto con los pornógrafos, tres chicas desconocidas entre sí, menores de edad todas ellas, me contactaron para que les pasara contactos. Vengo de un pueblo pequeño, y las noticias vuelan, supongo. Las tres tenían argumentos muy parecidos:

La pornografía era una alternativa a estudiar una carrera universitaria. Antes tenían una idea contraria, pero ahora estaban convencidas de que a través del porno iban a empoderarse. Dos de ellas usaron esa palabra. Una incluso planeaba alternarlo con la prostitución.

Sacaron la idea de un programa de televisión que vieron a las 10 de la noche donde se entrevistó a una actriz porno que parecía de su edad, aunque no se habló de qué empresas la respaldaban ni qué posición privilegiada ocupaba en el lobby. Pero las muchachas no tenían motivos para dudar que, como mínimo, no se les estaba contando toda la verdad.

Sé que una de ellas está cursando muy felizmente la carrera de Inef, la otra marchó a estudiar interpretación y una tercera quizás cayó en la trampa, aunque no estoy demasiado seguro ni estoy seguro de querer estarlo.

Por muy meapilas que suene -al lobby le gusta la palabra mojigato, lo usa contra cualquiera que no les baile el agua-, lo de dar acceso a adolescentes a este contenido, sin ni siquiera ofrecerles posibilidad de falsear su edad, es como repartir cigarros en la puerta de un colegio. Tienen por un lado las charlas de educación sexual y por otro a una chica que les dice que cuando una mujer no quiere follar, no es que la estén violando. No exagero, está en Youtube.



No he oído hablar a nadie de ver esas vaginas sangrar y a esos tipos que llegan a pagar por meterla y eyacular sobre chicas engañadas mientras bromean sobre quién tiene los pechos más firmes. Aquel día no era el único periodista en la sala.

Sé que a veces las productoras organizan sus propios Behind the scenes y las actrices los difunden con una complicidad apabullante, pero ni siquiera eso es real. Es una maniobra corporativa que hace imposible pensar que el cámara puede venir y metértela de repente mientras te tomas un café sin estar grabando.

Las referentes del trabajo sexual que he conocido son agentes pagadas por las productoras y revistas para atraer carne fresca a la industria del sexo, y al final del día son las que menos ponen el culo.

La mayor parte de productoras de porno ético no son más que inversiones con mayor calidad de imagen que emplean más tiempo en el rodaje pero que igualmente dependen de las productoras sexistas de toda la vida.

Esas pornógrafas feministas que intentan meternos con calzador cuentan con manadas de seguidores menores de edad a los que usan para difundir su producto. La última vez que miré, una de ellas interpretaba a una estudiante que hacía mamadas por 20 euros cuando le enseñaban el billete desde la ventanilla de un coche. Me dio por buscarlo porque en mis sugerencias de YouTube apareció su cara y algo tipo «rechazo escenas machistas» al lado de un vídeo de los Gemeliers.

Pero de esto no se habla, y como no se muestra, en los medios y la política no parecen tener motivos para decirlo o escucharlo. Es probable que hayamos llegado a un punto en el que una visita a Pornhub ofrezca una imagen más objetiva de los intereses de ese negocio.

SexoPornografíaSexualidadProstituciónFeminismo
One clap, two clap, three clap, forty?
By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.

Go to the profile of Ismael López Fauste
Ismael López Fauste
Periodista. Ex colaborador del lobby del sexo. Autor de “Escúpelo: crónicas en negro sobre el porno en España” https://goo.gl/y8fMHG

Fuente
https://medium.com/@ilopezfauste/hacer-o%C3%ADdos-sordos-a-la-mafia-del-sexo-a780e5ee6d3c






Prostitución, una tortura irreparable: Alika Kinan, víctima de explotación sexual en Argentina


Prostitución, una tortura irreparable: Alika Kinan, víctima de explotación sexual en Argentina
Posted by admin On marzo 27, 2018
Por Angélica Jocelyn Soto Espinosa

Una mujer en condición de prostitución está sometida a violaciones sistemáticas y tiene que activar todos los dispositivos psicológicos para sobrevivir. Es tan desgastante como ir quitándonos los órganos poco a poco. Es una condena de muerte. Una mujer que ha pasado muchos años en situación de prostitución no tiene reparación ninguna, no hay dinero que pague la tortura que viven..

Así lo explicó en entrevista Alika Kinan, sobreviviente de explotación sexual en Argentina que ganó en 2016 un juicio contra sus proxenetas al demostrar que fue víctima de trata de personas, y responsabilizó al propio Estado argentino de haber permitido este delito.

Alika Kinan


EL CORAZÓN DE LA TRATA DE PERSONAS ESTÁ EN LA PROSTITUCIÓN

Alika, que padeció 16 años la explotación sexual con fines comerciales en un burdel en Tierra de Fuego en Argentina, está en contra de reglamentar la prostitución y explica desde su propia vivencia por qué esta industria –aun cuando parece voluntaria- es clave para perpetuar el delito de trata de personas, y atenta de forma irreparable e irreversible contra la vida y la integridad de las mujeres.

Angélica Jocelyn Soto Espinosa (AS).- ¿Cuál es el vínculo entre la prostitución y la trata de personas?

Alika Kinan (AK).- “El discurso reglamentarista, que hoy está instalado completamente en el feminismo liberal y que se ha convertido en un movimiento, coloca la trata de personas y la prostitución en diferentes lugares, pero están relacionados porque la explotación sexual, que es uno de los principales fines de la trata de personas, ocurre mediante la prostitución que es donde se comercializan los cuerpos.

“Si desvinculamos los temas no podemos entender a profundidad la trata de personas con fines de explotación sexual comercial porque perdemos de vista dónde y cómo se genera la oferta de cuerpos, y por qué hay una demanda de los hombres sobre las mujeres y las niñas. El corazón de la trata está en la prostitución.”

AS.- ¿Cómo se genera esta oferta; es decir, cómo opera el sistema proxeneta para captar mujeres?

AK.- “Hace una década hablábamos de la trata de personas como el secuestro de una niña para prostituirla, pero la historia misma nos ha demostrado que existen otras formas de captación que hacen este delito más complejo, dos de ellas son el enamoramiento y la vulnerabilidad.

“La vulnerabilidad es una situación de desprotección o de indefensión que los proxenetas aprovechan para captar, convencer o enganchar a la persona. La vulnerabilidad puede ser económica, pero también hay una relacionada a la integridad sexual de las mujeres; es decir, cuando una mujer ha sufrido una violación, acoso o abuso en la infancia o adolescencia, se pierde como sujeta sexual, se desprende de su propio cuerpo que ha sido utilizado por otros, y eso también la hace vulnerable.”

AS.- Con este antecedente, ¿las mujeres en condición de prostitución pueden ejercer de manera efectiva sus voluntades y derechos?

AK.- “En la prostitución, las más oprimidas son las niñas y las mujeres, no importa su nivel socioeconómico o educativo. Tenemos que analizar que en este sistema, además del capitalismo, el patriarcado se ha encargado sistemáticamente de coaccionar todas nuestras acciones para convertirnos en dependientes.

“Una mujer que está en condición de explotación sexual no es dueña de su ser, de su placer, de su deseo. Nada de eso tenemos en situación de prostitución. No sólo somos pobres económicamente, somos unas desposeídas de nuestro cuerpo y no tenemos un lugar desde donde ejercer derechos.”

AS.- ¿Por qué, a pesar de esto, algunas mujeres en condición de prostitución defienden que es su elección?

AK.- “En los rescates, las fuerzas de seguridad esperan que las mujeres se lancen a sus brazos y les digan ‘soy víctima’. Para muchas es muy difícil que se reconozcan como tal porque la prostitución es tan desagradable, tan tortuosa, que prefieren creer que lo disfrutan.

“Creer que una está porque quiere o por amor a su proxeneta es una forma de sobrevivir, ya que sería devastador psicológicamente entender que no hay escapatoria. Y en realidad no la hay porque una vez que entran en el sistema prostituyente, la culpa y la estigmatización social las acorrala. Es fácil para el imaginario social decir que esa mujer está ahí porque quiere o porque le gusta, pero ellas no solamente sobreviven a quien paga por sexo, incluso afuera sobreviven a toda la sociedad que las estigmatiza.”
 
Prostituta.Stalin Céspedes

AS.- Según tu experiencia ¿la prostitución tiene elementos cercanos a la esclavitud?

AK.- “Toda la configuración que tiene la prostitución es una forma de esclavitud moderna, pero yo redoblo la apuesta y digo que es una forma de tortura. Es equiparable a la tortura que sufren los soldados en la guerra.

“Una mujer en condición de prostitución está sometida a violaciones sistemáticas y tiene que activar todos sus dispositivos psicológicos para sobrevivir. Es tan desgastante como ir quitándonos los órganos poco a poco. Es una condena de muerte. Una mujer que ha pasado muchos años en situación de prostitución no tiene reparación ninguna, no hay dinero que pague la tortura que viven.

“Esto es así porque un producto se puede vender una vez, pero a las mujeres las vendes infinidad de veces, y ninguna mujer explotada sexualmente se convierte en millonaria porque por más que te esfuerces dentro de la industria, el dinero que generas sirve nada más para cubrir los daños físicos que te causa la prostitución.

“En mi experiencia, al día siguiente de haber estado con varios hombres, el dinero que recibía (sólo me daban 30 o 40 por ciento de lo que generaba) era para comprar la pastilla del día después, comprar antisépticos para la vagina y medicamentos. No existe ningún tipo de enriquecimiento para la mujer que está en condición de prostitución, pero sí para quienes son dueños de los prostíbulos que se garantizan el 60 por ciento de la ganancia.

“A nosotras nos guardaban el dinero en cajas fuertes porque decían que no teníamos la capacidad de resguardarlo. Decían que todo lo que generábamos se iba al pago de vivienda, multas por llegar tarde, productos de higiene y alimentación, que supuestamente son gastos para mejorar nuestras condiciones. Si regulamos, no es para mejorar las condiciones de las mujeres es para reforzar la industria.”

AS.- ¿El reconocimiento de derechos laborales es la vía para evitar estas prácticas?

AK.- “Estos reclamos que vemos hoy se hicieron hace 100 años. La libreta sanitaria se instauró hace 100 años en México y Argentina, y no era para garantizar ningún tipo de derechos, sino para garantizar que las mujeres no enfermaran a los hombres. Yo misma, hace 10 años, estaba en una libreta sanitaria y en ningún momento se procuraba mi salud, era para desechar a las que estábamos enfermas.

“Entre más buscamos en nuestra propia historia nos damos cuenta que esto que reclaman a modo de derecho ya existió y fue lo que permitió que se consolidaran impunes las redes de trata con la participación del Estado.”

AS.- Aún con la garantía de derechos, ¿la prostitución es riesgosa para la vida y la integridad de las mujeres?

AK.– “En la prostitución no hay ninguna garantía de salir viva. A largo plazo hay un alto riesgo de terminar enferma de VIH/SIDA, o como drogadependiente con una condición absolutamente irreversible por las grandes ingestas de alcohol y consumo de estupefacciones. Es muy fácil dentro de esos mercados tan marginales acceder a drogas, que incluso son una herramienta necesaria para dejar de sentir dolor.

“A corto plazo, cuando entras a una habitación con un hombre desconocido lo que sabemos es que si no accedemos a todo lo que pide en esa habitación cerrada, con toda nuestra vulnerabilidad expuesta, podemos ser violadas o asesinadas. Esto incluso con derechos o garantías sanitarias.”



AS.- ¿Consideras que el discurso reglamentarista afecta al combate de la trata de personas que sí es reconocido como un delito?

AK.– “Afecta de manera muy nociva porque el discurso reglamentarista es el mismo del proxenetismo. Con este discurso estamos dando rienda libre a todos los proxenetas, dejamos de tener el poder de denunciar y los proxenetas se convierten en empresarios. A ellos les estamos garantizando impunidad, y en ninguna medida les estamos garantizando mejores condiciones de vida a las mujeres que están con situación de prostitución.

“La prostitución es un privilegio netamente machista que tienen los hombres de poseer y utilizar los cuerpos de las mujeres. Hay que preguntarnos quién se beneficia, quién genera su propia economía en función del cuerpo de las mujeres valiéndose de su vulnerabilidad. Sabemos que las redes de trata y el lobby proxeneta generan 40 mil millones de dólares anuales en el mundo. Es tanta su ganancia que las sanciones no les hacen nada”.

“Con este discurso, las mujeres más neoliberales tratan de eliminar como sujeto político del feminismo a la mujer. ¿Pero a quién quieren poner como sujeto? Todos los días batallamos desde el feminismo radical para que el feminismo siga siendo para y por las mujeres.”

AS.- ¿Cómo combatir la trata de personas desde la prostitución?

AK- “La trata de personas, que es un negocio tan millonario, resurge y adopta medidas camaleónicas para poder sobrevivir. El Estado puntualmente requiere a nivel global leyes antitrata y políticas estatales de reinserción social, económica y educativa para las mujeres y las niñas que dejan la prostitución. Hay que señalar a quienes pagan por sexo, sin prostitución, no hay trata. También se necesitan partidas presupuestarias generosas para la reinserción y la reparación, aunque en realidad a mí me robaron 16 años de mi vida que nadie me va a devolver”.

Luego de años de trabajo de recopilación de pruebas y reconstrucción de hechos, Alika no sólo logró la cárcel para tres tratantes, sino que consiguió un juicio histórico contra el municipio de Ushula y el Estado argentino para que –por primera vez- indemnizara a una víctima de trata de personas. Si bien sólo admitió pagar 780 mil pesos de reparación, esta sentencia –asegura Alika- es ahora un antecedente al que pueden recurrir otras mujeres en el mundo para llevar a juicio a su propio Estado por permitir la trata de personas a través de reglamentar la prostitución.

Fuente:
http://www.la-critica.org/semblanzas/entrevista-prostitucion-una-tortura-irreparable-alika-kinan-victima-de-explotacion-sexual-en-argentina/





Explotación sexual y trata de niños: "la impunidad es regla" en Latinoamérica


Explotación sexual y trata de niños: "la impunidad es regla" en Latinoamérica
AMÉRICA LATINA
10.04.2018

Falta de planes gubernamentales integrales, impunidad y pocas condenas a explotadores y perpetradores de la violencia sexual hacia niños, niñas y adolescentes: éstos son los principales motivos que imposibilitan abordar la explotación sexual y trata de forma adecuada, según los expertos consultados por Sputnik.

La explotación sexual es una actividad ilegal que se da cuando una persona es sometida de forma violenta a realizar actividades sexuales sin su consentimiento por la cual un tercero recibe una remuneración económica. Este delito existe en todo el mundo, favoreciendo así el secuestro y traslado de personas, principalmente la de mujeres, niños y niñas, que son explotadas hasta que no resultan atractivas sexualmente.

Sputnik entrevistó al miembro del Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas (NU), Luis Pedernera, quien aseguró que son problemáticas que están "íntimamente ligadas a la pobreza, los conflictos armados y las crisis económicas".
La trata, justamente por ello, reviste muchas formas diferentes. Pedernera considera que tanto por la cantidad de personas involucradas, el alto margen de ganancias que se obtienen, la cantidad de dinero que se produce, y el hecho de que generalmente son delitos transnacionales, son problemáticas "muy complejas" que dificultan la identificación y lucha en su contra.

"Es dinámica y adaptable y, al igual que otras tantas formas de actividad delictiva, cambia constantemente" para burlar la labor de prevención de los organismos encargados de hacer cumplir la ley, se lee en el Manual para la lucha contra la trata de personas de NU.


El experto destacó que hay un "escaso desarrollo de planes integrales" para abordar la problemática
"en la mayoría" de los países, y que "pareciera que quienes cometen esos delitos son inmunes a las leyes", ya que prima la impunidad: "las condenas se cuentan con los dedos de la mano, son prácticamente irrelevantes", aseguró.

Por ello Pedernera considera que "es un fenómeno que avanza fundamentalmente porque la impunidad es como una regla que se cumple a rajatabla".

En ese sentido, contó que últimamente la explotación está tomando una forma "mucho más sofisticada" que la tradicional sexual o laboral: la maternidad subrogada. 

"El Comité siempre pide especial atención a los Estados para que tomen resguardos para esos contratos de maternidad subrogada, para que detrás de ellos no se escondan comercios de personas y trata", apuntó.

Las causas
El 21 de marzo vio luz un caso de explotación sexual en un club de fútbol argentino; los días consecutivos se dieron a conocer más hechos similares. Varios especialistas consultados por Sputnik en ese entonces (ver nota) plantearon que esa práctica violenta no es poco frecuente, y señalaron que no es casualidad que un caso suceda a otro, y ese otro a otro más.

La explotación sexual y tráfico de niños en Latinoamérica es un problema que las sociedades enfrentan de forma endémica porque, según los especialistas, es un problema endógeno a nuestra cultura.

"Hay una violencia que subyace, de carácter estructural, que tiene que ver con el funcionamiento del sistema económico y del lenguaje entendido en su sentido más amplio: como expresión de cultura, formas de sentir, pensar, hacer", explicó a Sputnik el presidente del Comité Nacional para la Erradicación de la Explotación Sexual Comercial y No Comercial de la Niñez y la Adolescencia del Uruguay, Luis Purtscher.

Esas formas "naturalizan" la violencia ejercida contra los niños, niñas y adolescentes, e "invisibilizan" la explotación y trata "culpabilizando a las víctimas de su situación, sacando a los adultos la responsabilidad que podrían llegar a tener", aseguró el experto.

"Con frases como ‘esto ocurrió siempre', ‘lo hacen por un par de zapatillas' (botines) —agregó-, queda expuesto el lugar perverso en el que nos encontramos, donde por un lado idealizamos a los jóvenes porque deseamos hedonistamente la juventud, y por otro, los cargamos de adjetivos negativos: son los que se drogan, los que se maman, los que andan rápido en moto, los que se prostituyen por un par de zapatillas".



En América Latina
Esa especie de ambivalencia cultural es denominador común en el mundo, pero dado que la "división del trabajo" y el "lenguaje" difieren de país a país, señaló Purtscher, la violencia sexual y tráfico de personas adquieren diferentes matices. 

"Hay países que son de origen [de trata], algunos sólo de destino, y países como Uruguay, que son de origen, tránsito y destino", indicó.

Según el informe anual del Departamento de Estado de Estados Unidos, las mujeres y niñas uruguayas (y, en un menor grado, los adultos transgénero y los varones jóvenes) son sometidas a trata con fines de explotación sexual dentro del país. Aunque la cantidad de uruguayos explotados en el exterior ha disminuído, los destinos más comunes siguen siendo España, Italia, Argentina y Brasil.

Pedernera, que trabajó con autoridades de varios países de Centroamérica en 2018, aseguró que en Guatemala "las pandillas y maras usan a las personas [traficadas] para extorsionar y generar recursos". Según Pedernera, el 80% de las desapariciones de personas que se producen allí son de "menores de edad y niñas, fundamentalmente asociadas a fenómenos de trata".
A su vez, según Unicef, en 2007 Guatemala dio más de 5.100 infantes en adopción irregular, en transacciones cuyo costo osciló entre 40.000 y 50.000 dólares cada una.

En Ecuador la trata se da más para trabajos forzados, principalmente destinada a la forestación y mineras clandestinas que hay en la frontera con Colombia, donde también pulula la prostitución.

Abusos sexuales a menores sacudieron en 2017 la conciencia ciudadana en Ecuador
Esa zona, que abarca 586 kilómetros, se caracteriza por "elevados niveles de exclusión e inequidad social, marcada debilidad institucional, y la vecindad con una zona de conflicto armado y actividades ilícitas", según un informe de NU.
En líneas generales, los países más ricos atraen a víctimas de diferentes orígenes, incluso de otros continentes, mientras que en países menos prósperos se observan corrientes de trata nacionales o subregionales, según datos del Informe Mundial de Trata de Personas de NU.

En ese sentido, Pedernera contó que se da "un triángulo" hacia Estados Unidos, donde los niños centroamericanos migrantes son las "víctimas preferentes" de la trata de personas.



Explotadores, perpetradores y víctimas: ¿quiénes son?

"No son monstruos aberrantes que viven en una cueva. Son nuestros vecinos, nuestros compañeros de trabajo", aseguró Prutscher. En su gran mayoría son hombres de entre 30 y 70 años, tanto quienes captan e ingresan a las víctimas en el sistema de explotación como quienes perpetran el delito.

"Básicamente son adultos que detentan un determinado poder sobre la población infantil y adolescente —aseguró el experto-, se abusa del poder para conseguir un placer sexual. Se da en un barrio, en un club de fútbol, en un centro educativo".

En cuanto al perfil de las víctimas, Prutscher aseguró que es su gran mayoría se trata de niñas y mujeres pobres de entre 13 y 17 años.

Cifras globales


Se estima que en el mundo hay 2,5 millones de personas víctimas de la trata. Sin embargo, se calcula que por cada una de ellas, existen 20 más sin identificar, según se lee en el informe de 2014 la Oficina de NU contra la Droga y el Delito.
Dos terceras partes de las víctimas detectadas por las autoridades son mujeres. 79% de ellas fueron sometidas a explotación sexual, 18% explotadas en trabajos o servicios forzados, según la información recopilada por UNODC en el Reporte Global 2009.
Se calcula que las ganancias globales de este mercado ilícito ascienden a los 32 billones de dólares por año, según la Iniciativa Global contra la Trata de Personas UNGIFT.
52% de los tratantes o personas dedicadas al tráfico humano son hombres, y 42% mujeres. Sin embargo, en el 30% de los países donde se sabe el sexo de los autores, las mujeres fueron declaradas culpables de delitos relacionados con la trata más veces que los hombres, dice el Reporte Global 2009 de la UNODC.
Según el mismo reporte, 63% de los 155 países y territorios que han ratificado el Protocolo de NU contra la Trata de Personas, han aprobado leyes internas que sancionan este delito, número que se duplicó entre 2003 y 2008. No obstante, en ese mismo período 40% de los países con leyes vigentes contra la trata no registraron ninguna condena por este delito.
Lea más: CIDH destaca avances en materia de DDHH en Guatemala

Cifras regionales

El 13% de las víctimas de la trata detectadas en Europa Central y occidental son de América del Sur.
Según Información de la Iniciativa Global contra la Trata de Personas UNGIFT, de los 32 billones de dólares generados en el mundo, 1,3 billones de dólares (4,1%) son producidos en América Latina; 49% proviene de países industrializados que se caracterizan por ser los principales destinos de las víctimas de origen latinoamericano.
66% de las víctimas de trata identificadas desde 2006 en América Latina son mujeres, 13% niñas, 12% hombres y 9% niños.

Fuente
https://mundo.sputniknews.com/americalatina/201804101077750030-explotacion-sexual-trata-de-personas/





lunes, 9 de abril de 2018

Subcontratando el embarazo: una visita a las clínicas de subrogación en la India


SUBCONTRATANDO EL EMBARAZO: UNA VISITA A LAS CLÍNICAS DE SUBROGACIÓN EN LA INDIA
febrero 02, 2018

     Julie Bindel, una firme opositora a la gestación subrogada, viajó a la India para saber más sobre esta práctica, que mueve alrededor de 690 millones de libras (casi 800 millones de euros) al año en el subcontinente.


Madres gestantes descansan en una clínica en Anand
     

He escuchado muchas historias sobre mujeres a las que sus maridos, o sus chulos, obligan a alquilar sus vientres, y le pregunto a Mehta si es consciente de esto. "Sin el consentimiento de los maridos (de las madres gestantes) no llevamos a cabo la gestación. Nunca les damos todo el dinero antes del parto. Se lo cobramos a los padres de intención, pero no se lo damos a la madre gestante hasta que esta no nos da el bebé. Le ofrecemos alojamiento y la cuidamos hasta que dé a luz, sin problema."
     
Mehta dijo que intentan hacer que la gestante no establezca vínculos con el bebé, y para ello le dan medicamentos para evitar la lactancia. "No producirá leche y tampoco le enseñaremos al bebé."
     
Algunas mujeres venden su leche, se la extraen con un sacaleches en la propia clínica y se la entregan a los padres de intención. Otras aceptan directamente que les paguen por dar de mamar al bebé, a pesar de los lazos emocionales que se puedan establecer.
     
La Sociedad de Reproducción Asistida de la India está planeando proponer al gobierno un cambio en la ley. "Se mueven millones de dólares en los sistemas de fecundación in vitro," dice Rana.
    
 En otra clínica de Ahmenabad conocí a la doctora Amin en un edificio en ruinas escondido entre un garaje y una tienda de suministros eléctricos. La oficina está muy desordenada y no tiene ventanas. Las paredes están cubiertas de fotografías de bebés y postales de agradecimiento escritas por padres de intención. Amin me enseña varias fotografías de posibles gestantes, mientras me explica las tarifas de donación de óvulos: "las donantes blancas cobran entre 2.500 y 3.000 libras (entre 3.000 y 3.500 euros) y las donantes indias unas 1.000 libras (menos de 1.200 euros)."
    
Las gestantes están en sus casas durante el embarazo, y son monitorizadas todos los días. "No permito que las gestantes vivan en la clínica," dice Amin. "El marido es el mejor guardián, a mi entender. Tratamos de implicarlo en el programa, y sabe cómo cuidar a su mujer. Si sale de casa y se siente sola es posible que quede con amigas, y es difícil que yo pueda controlar eso. Incluso si las alojara en un albergue no sabría lo que pasa allí."
    
Le pregunto si alguna vez las mujeres sufren violencia doméstica durante el embarazo. "Rara vez, pero sí lo he visto. El año pasado oí cómo el marido estaba pegando a una de las gestantes. Vino llorando a la clínica, así que le dimos cobijo. Una vez que el bebé nació, la mandamos de vuelta a casa".
    
Según Amin, las gestantes que ella contrata son de clase media o alta. "Hace poco hemos contratado a tres chicas Brahmin (una casta alta), todas educadas. Tenemos un 25% de chicas de esa clase. Alrededor del 85% de las gestantes viven bien." Sospecho que esto es mentira. Un estudio llevado a cabo por el grupo Stop Surrogacy Now muetra que, aparte de algunos casos raros, normalmente las mujeres pobres de castas más bajas son las que se convierten en madres de alquiler.
    
Hablamos sobre el reciente cambio en la ley, y Amin me cuenta que hay una clínica en Hyderabad que produjo* 5 bebés para una pareja gay, de 5 madres distintas. Las parejas del mismo sexo no tienen acceso al programa de gestación subrogada de la India desde 2013, pero, como me dijo una vez una enfermera: "sigue pasando en Delhi y en muchos sitios, porque no es una industria que esté regulada."
     
Cuando salgo de la clínica, Amin me enseña una fotografía en la pared que muestra a una mujer blanca, con un bebé de piel muy oscura. "Quiso que la donante de óvulos fuera india." Le pregunté por qué, si es que su pareja es india, por ejemplo. "No, quería tener un bebé con el pelo negro," dice Amin.
     
Me cobra las 1.500 rupias por la consulta y me acompaña a la puerta.

*En el texto se utiliza el verbo "to produce", literalmente "producir" (N. de la T.)

Traductora: Marina Liñán

Escrito por Julie Bindel, publicado en The Guardian el 1 de abril de 2016

Fuente
https://feminismointranslation.blogspot.com.ar/2018/02/subcontratando-el-embarazo-una-visita.html?spref=fb